«Sitúo mis films en los medios que conozco, con gente de dinero, con poder, y cuyo sueño es comprarse un nuevo coche, eso es todo… Pero no me interesa la sociología»,

sentenció Claude Chabrol, según Luisa Ugueto Liendo, la crítico de cine que dirigió la conversación en torno a La Mujer Infiel, la segunda película que presentamos en el «Ciclo Especial de la Peña del Cine: Francia».

Ugueto para caracterizar el cine de Chabrol estableció analogías con el arte de otros cineastas: Mauricio Walerstein y Adrian Lyne. Especialmente con el filme Macho y Hembra (1984), del primero; y la versión de La Mujer Infiel que hizo el segundo, titulada en español: Infidelidad (2002). Dijo Luisa:

«Estos tres directores le dan un tratamiento similar a los temas del amor, el deseo y el sexo, aunque cada uno tiene un estilo completamente diferente de hacer cine».

La crítico proyectó pasajes de las películas referidas donde su propuesta se hizo patente. Asunto que abrió la conversación con la audiencia. La puesta en análisis gravitó en torno a las visiones de amor, infidelidad, crímen y a los medios y la temporalidad usados para su expresión, según estos cineastas.

13Claude Chabrol asume al más misterioso de estos tópicos con estoicismo:

«El amor para mí no tiene nada que ver con el romanticismo. Yo los veo como términos antagónicos. El amor entre los protagonistas no tiene nada de romance. Nada. El romance es un edulcorante del amor.  A mí no me gusta el romanticismo».

Esta segunda sesión del «Ciclo Especial de La Peña del Cine» se llevó a cabo en la Mediateca de la Alianza Francesa, sede Chacaíto, a las dos de la tarde, el sábado 22 de octubre de 2016.